Dietética y NutriciónDietética y Nutrición

La psicología de la nutrición

¿Alguna vez has pensado qué hay detrás de tu relación con la comida?

La psicología y la nutrición son dos ciencias que van ligadas. La psiconutrición o psicología de la alimentación es el área de estudio que se enfoca en nuestra relación con la comida. La cultura, la sociedad y nuestro entorno influyen en nuestras elecciones alimentarias y, por tanto, en nuestros hábitos, pero también hay una clara e importante relación entre cómo comemos y nuestras emociones.

Para poder acompañarte en tu proceso de cambio de hábitos, hay un trabajo en equipo detrás. La labor del dietista-nutricionista se ve complementada con la de un profesional de la psicología de la nutrición para poder trabajar en profundidad todos aquellos aspectos que influyen en tu cambio de hábitos alimentarios.

¿Cuándo puedo necesitar la ayuda de un psicólogo especializado en psiconutrición?

  • Has hecho reiteradas dietas a lo largo de los años y no te han funcionado.
  • Sabes que es aquello que es bueno para comer para ti, pero no logras hacerlo.
  • Tienes ansiedad por comer, picoteas o comes compulsivamente.
  • Tienes pensamientos recurrentes y preocupación constante con la comida.
  • Recurres a la comida cuando estás triste, enfadado o aburrido.
  • Tienes sensación de pérdida de control con la comida.
  • La comida es una manera de castigarte.
  • La comida es tu única fuente de placer.
  • Sientes que la comida es una adicción.
  • Hay una baja autoestima que te impide ese cambio de hábitos alimentarios.
  • Hay una relación conflictiva con tu propio cuerpo.
  • Cuando tu felicidad va ligada a la pérdida de peso.

 

La psicología de la nutrición ocupa un importante lugar en alcanzar ese bienestar físico y emocional por el que también trabaja la nutrición, pero ¿cómo te puede ayudar?

  • Identificando cómo es mi relación con la comida, las conductas alimentarias disfuncionales y qué espacio ocupan en no lograr mis objetivos.
  • Trabajando en profundidad en qué hay detrás de tu relación con la comida.
  • Trabajando los pensamientos que hay detrás de tus creencias erróneas con la comida y unos hábitos alimentarios saludables.
  • Aprendiendo a gestionar emociones.
  • Trabajando la autoestima y la autoconfianza.
  • Aprendiendo a gestionar el estrés y la ansiedad.
  • Trabajando la insatisfacción con tu cuerpo.
  • Adquiriendo técnicas de resolución de problemas.
  • Adquiriendo herramientas de habilidades sociales como la asertividad o el aprender a decir no, aspectos que influyen en la toma de decisiones.
  • Trabajando en la relación contigo mismo y tu propio autocuidado.

 

Tania Lopez, psicóloga, especializada en trastornos alimentarios

Irene Torres, nutricionista

psiconutrición